A n á l i s i s · y · P r o p u e s t a s
S U M A R I O
03/03/2004
Estados Unidos contra corruptos y tiranos. Obiang en la lista de proscritos
Malabo Análisis
26/12/2003
España reedita el fracaso
Malabo Análisis
04/11/2003
EL crimen según Obiang
Malabo Análisis
24/10/2003
Kofi Annan nombra un mediador internacional entre Guinea Ecuatorial y Gabón
Por Severo Moto Nsa
24/10/2003
Informe Global de la Corrupción, 2003
Por Peter Eigen, Presidente Transparencia Internacional
09/10/2003
El deber de la seguridad
Por Severo Moto
09/10/2003
La maldición del petróleo
Por Malabo Análisis
19/09/2003
El trabajo de un outsider
Por Pedro Nsué
03/09/2003
La verdad sobre Mbañe
Por Max Liniger-Goumaz
29/08/2003
"Okumeitor" el depredador
Malabo Análisis
25/08/2003
¡Obiang se proclama Dios!
Por Severo Moto
04/08/2003
Indultar para Insultar
Malabo Análisis
10/07/2003
Asesinatos a la carta. El crimen institucional como política de estado
Malabo Análisis
05/07/2003
¿Se le debe conceder asilo político a Obiang?
Por Severo Moto
27/05/2003
La persecución del tirano
Malabo Análisis
18/04/2003
Oro negro a raudales
Por Ana Camacho
17/04/2003
España y el Gobierno Técnico, miedo masivo a la Libertad
Malabo Análisis
17/04/2003
La lucha por el petroleo, la guerra de fronteras y las causas diplomáticas
Malabo Análisis
09/04/2003
La cuenta atrás del Régimen de Obiang ha comenzado
Declaración
Severo Moto Nsa
07/04/2003
Historia de una paloma genéticamente modificada
Por
Pedro Nsué
05/04/2003
La doble vara de medir de las izquierdas europeas
Por
Severo Moto
03/04/2003
20 Aniversario del Partido del Progreso
Por
Donato Ndongo-Bidyogo
31/12/2002
De Chad a Nigeria
Malabo Análisis
31/12/2002
La república del cáncer
Por
Severo Moto
27/12/2002
Mapa petrolero
Malabo Análisis
27/12/2002
Economía del petróleo
Malabo Análisis
22/12/2002
El petróleo que nunca
existió

Por
Severo Moto
21/12/2002
Farsa electoral. Voladura programada del CPDS
Por
Severo Moto
17/12/2002
Proclaremos un Gobierno Técnico en Malabo de manera pacífica
Entrevista con
Severo Moto
3/11/2002
Economías de monocultivo. Se siembra y cosecha corrupción
Por Ana Camacho


 

Copito / "Tu eres el más grande"


A MODO DE DESPEDIDA
El trabajo de un outsider
Por Pedro Nsué • 19-09-2003


Copito de Nieve. Imagen reciente


RECTIFICACIÓN. El 19 de Septiembre de 2003 publicamos la primera versión del presente artículo. Entonces el artículo fue escrito por un lamentable error, dando por supuesto que Copito había fallecido acosado por su enfermedad terminal (cáncer de piel). Fue escrito al hilo de la información que se nos suministró: Copito está muy enfermo y asistimos a sus horas finales. Es evidente que Pedro Nsué, se excedió interpretando "sus horas finales". Pedró Nsué ha rectidicado el tiempo verbal de su artículo de opinión en su nueva versión del 6 de octubre de 2003. Copito sigue vivo pero muy enfermo. Malabo Análisis le pide perdón, en primer lugar a Copito, al que le deseamos todo lo mejor, en segundo lugar a nuestros lectores y a todos a cuantos podamos haber confundido. Malabo Análisis agradece a Miriam Vidal su nota para advertirnos del lamentable error.


Guinea Ecuatorial no es conocida por su antaño gloriosa producción de cacao, por la impudicia con la cual las petroleras se avienen a los caprichos de uno de los dictadores más impresentables que ha tenido África, un continente pródigo en dictadores y en empresas occidentales sin escrúpulos, tampoco es conocida por ser excolonia española o estar en el corazón del África subsahariana, no es conocida por su belleza, tampoco por el sufrimiento de sus pobladores y lo es aún menos por formar parte de la segundas reservas petroleras del mundo y puede que de las primeras, el Golfo de Guinea. Nada de eso, Guinea Ecuatorial es mundialmente conocida por el trabajo de un brillante outsider privado de libertad. Estoy hablando de Copito de Nieve. Guinea Ecuatorial es hoy mundialmente conocida por la popularidad de uno de sus prisioneros, Copito de Nieve, enfermo terminal de cáncer de piel.

"Copito, amigo, que triste destino el nuestro", le dije hace unos años en mi segunda y me parece que última visita. Conocí de su cáncer de piel por las noticias, hace ya algún tiempo. Hice, entonces, el firme propósito de volver a visitarle. No me ha sido posible y los remordimientos me perturban. Quiero que sirvan está líneas como testimonio de la fascinación que Copito despertó y despierta en mí.

Copito es blanco y animal, yo negro y humano, entre los dos, sin embargo, ha existido química, mucha química. Nos sosteníamos la mirada con complicidad y ternura. En las dos ocasiones tuve la sensación de ser comprendido por Copito. Tuve la sensación de ser cariñosamente abrazado por él.

El había sido capturado por otro animal blanco y yo era víctima de otro animal negro. Él había sido hecho prisionero y yo, paradojas de la vida, con algo más de fortuna, era prisionero de un alma doliente y desesperanzada. A los dos nos privaron de nuestros seres queridos. Pero había algo en él, superior a mí, superior a sus cazadores, superior a sus cuidadores, superior al público que le visitaba y superior a la ciudad de Barcelona. Eso grande y superior no era otra cosa, que saberse un outsider, saberse diferente y protagonista de una singularidad: ser prisonero por ser diferente.

Copito era plenamente consciente de la igualdad de sus cazadores, visitantes y cuidadores, era plenamente consciente de la similar condición de los que le cuidaban y visitaban. "Estoy rodeado de tontos", venía a decir. "Resisto por vosotros y por vosotros vivo", creí entender que me decía.

A Copito de Nieve le harán homenajes, le dedicarán plazas y calles en todo el mundo y también en la ciudad Condal (Barcelona). Quizá estatuas, todas ellas merecidas. En su memoría escribirán libros y semblanzas. Espero que todas justas. Mis palabras no quieren ser un homenaje, quieren ser un recordatorio de que es blanco y animal, yo negro y humano, ambos guineo ecuatorianos, ambos prisioneros y ambos perdedores, que él es más inteligente que yo y más que sus cazadores, sus cuidadores y visitantes, que él supo llevar el nombre de Guinea Ecuatorial por el mundo entero y yo no, que él fue un outsider brillante y yo no.

Copito de Nieve es un outsider que ha sabido sobrellevar la fama con resignación de prisionero. Te prometo, amigo, que si las fuerzan no me flaquean, el Gran Puerto de Bata, lugar de donde partistes, llevará el nombre del prisionero más ilustre que Guinea Ecuatorial ha tenido nunca, Copito de Nieve.

D. Copito de Nieve nació en 1964 en Guinea Ecuatorial y enfermo terminal de cáncer de piel, ha pasado la mayor parte de sus 39 años de vida en una carcel zoológica de la Ciudad Condal (Barcelona).





--------------------
Texto. Malabo Análisis


Primera
Malabo Análisis
Buen Gobierno
Tratado G3
Indicadores




















































••••••••

••••••••

























































Business Development Consulting

Silicon Valley accounting firm

Student Lets Canterbury

Nattokinase