A n á l i s i s · y · P r o p u e s t a s
S U M A R I O
03/03/2004
Estados Unidos contra corruptos y tiranos. Obiang en la lista de proscritos
Malabo Análisis
26/12/2003
España reedita el fracaso
Malabo Análisis
04/11/2003
EL crimen según Obiang
Malabo Análisis
24/10/2003
Kofi Annan nombra un mediador internacional entre Guinea Ecuatorial y Gabón
Por Severo Moto Nsa
24/10/2003
Informe Global de la Corrupción, 2003
Por Peter Eigen, Presidente Transparencia Internacional
09/10/2003
El deber de la seguridad
Por Severo Moto
09/10/2003
La maldición del petróleo
Por Malabo Análisis
19/09/2003
El trabajo de un outsider
Por Pedro Nsué
03/09/2003
La verdad sobre Mbañe
Por Max Liniger-Goumaz
29/08/2003
"Okumeitor" el depredador
Malabo Análisis
25/08/2003
¡Obiang se proclama Dios!
Por Severo Moto
04/08/2003
Indultar para Insultar
Malabo Análisis
10/07/2003
Asesinatos a la carta. El crimen institucional como política de estado
Malabo Análisis
05/07/2003
¿Se le debe conceder asilo político a Obiang?
Por Severo Moto
27/05/2003
La persecución del tirano
Malabo Análisis
18/04/2003
Oro negro a raudales
Por Ana Camacho
17/04/2003
España y el Gobierno Técnico, miedo masivo a la Libertad
Malabo Análisis
17/04/2003
La lucha por el petroleo, la guerra de fronteras y las causas diplomáticas
Malabo Análisis
09/04/2003
La cuenta atrás del Régimen de Obiang ha comenzado
Declaración
Severo Moto Nsa
07/04/2003
Historia de una paloma genéticamente modificada
Por
Pedro Nsué
05/04/2003
La doble vara de medir de las izquierdas europeas
Por
Severo Moto
03/04/2003
20 Aniversario del Partido del Progreso
Por
Donato Ndongo-Bidyogo
31/12/2002
De Chad a Nigeria
Malabo Análisis
31/12/2002
La república del cáncer
Por
Severo Moto
27/12/2002
Mapa petrolero
Malabo Análisis
27/12/2002
Economía del petróleo
Malabo Análisis
22/12/2002
El petróleo que nunca
existió

Por
Severo Moto
21/12/2002
Farsa electoral. Voladura programada del CPDS
Por
Severo Moto
17/12/2002
Proclaremos un Gobierno Técnico en Malabo de manera pacífica
Entrevista con
Severo Moto
3/11/2002
Economías de monocultivo. Se siembra y cosecha corrupción
Por Ana Camacho


España / Falta de escrúpulos

POLÍTICA EXTERIOR DEL REINO DE ESPAÑA
CON GUINEA ECUATORIAL
España reedita el fracaso
Por Malabo Análisis • 26-12-2003



En la diplomacia occidental comerse sapos cada mañana y estar dispuesto a ello, proporciona mucha gloria y de ello se pavonean sus protagonistas a modo de "amigo date cuenta de lo que soy capaz de hacer por los intereses de mi país". En los interlocutores, produce gran admiración la capacidad de los sistemas digestivos de su diplomacia para comer sapos. Es cierto que no todo el mundo puede y no todo el mundo es capaz. A pesar de todo la política exterior de España y del mundo occidental sobre todo cuando hablamos de su política exterior con el continente africano a nadie convence, a nadie gusta y a nadie deja indiferente. Excita los peores instintos de sus autores intelectuales, genera repugnancia en los responsables de su materialización, provoca consternación en sus víctimas y desconcierto en sus propias opiniones públicas. La política exterior de Occidente se hace especialmente odiosa en África, a medio camino entre el paternalismo cuando nos señalan con la mano derecha el horizonte mientras con la izquierda sellan acuerdos con la clase política más despreciable del continente.

La política exterior occidental se conduce por lo que Henry Kissinger consideraba realismo práctico o la política “del máximo beneficio al mínimo precio” sin importar los medios, guerras, guerrillas, dictadores criminales, sobornos o lo que en cada caso convenga. Para dicha política nada más se necesita el concurso del Boletín Oficial del Estado, en cada país el suyo, y el correspondiente Decreto de Secretos Oficiales.

La Política Exterior Occidental es el aliviadero de toda la indignidad moral que acumulan sus sociedades, es el sifón por donde excreta occidente, por donde defeca lo peor de sí, por donde expulsa su instinto criminal y sinvergonzón. Así es la política exterior de los pueblos libres. ¿Los regímenes no libres como China, Cuba, Corea del Norte, Arabia Saudí, Irán disponen de mejor política exterior?. Nada de eso. Se conducen con la misma máxima de occidente “el máximo beneficio al mínimo coste”. En las políticas exteriores todo sirve y si es inhumano tanto mejor. Las políticas exteriores son impermeables a la Declaración Universal de los Derechos Humanos y al derecho internacional. La mayoría de edad y el sentido común no ha llegado aún a la política exterior.

Leyes y garantías democráticas para occidente y depravación y maldad para el resto de la humanidad. Así se conduce la opinión publica occidental. La ambición democrática se detiene en la polÌtica exterior. Es cierto que el caso de Irak es un precedente que conviene tener bien presente y que para nosotros no pasa desapercibido. Es la primera coalición occidental que se produce después de la segunda guerra mundial para imponer un estado democrático y libre en un país acanallado y esclavizado por un sátrapa.

De dicha coalición cabe esperar, a medio plazo, un vuelco en las políticas exteriores. Los miembros de la coalición, sin embargo, en conjunto y por separado, EE UU, Reino Unido y España, se han apresurado a contener el impacto y no amenazar a regímenes similares y peores con idéntica receta. El caso de España-Guinea Ecuatorial es elocuente.


> El enésimo fracaso de España


Fueron vanas las ilusiones que se hizo la población guineoecuatoriana ante la firmeza democrática que exhibió España ante Sadam Hussein. Ilusamente pensamos que alguna parte de tanta entereza se trasladaría a Guinea Ecuatorial para reconducir los vínculos entre los dos países hacia supuestos básicos de ejemplaridad. Nada de eso ha ocurrido. Al contrario, José María Aznar, Ana Palacio y el Secretario de Estado, Ramón Gil Casares han utilizado el impulso exterior que la intervención en Irak proporcionó a España para correr hasta Malabo a socorrer al difunto régimen del General Caníbal. ¡Que espanto!.

La primera conclusión a la que llegamos es que la integridad moral y los principios democráticos, en España, todavía no alcanzan a su política exterior. ¿Ocurrirá algún día?. Lo que ahora sabemos es que su opinión pública, sus élites económicas y políticas, sin excepciones, siguen apostando por segregar, por separar, los derechos políticos y las garantías democráticas de la acción exterior. En sus ideaciones del mundo sigue sirviendo el viejo precepto de que en el “exterior” vale todo. Para dichas élites “globalización y mezquindad” siguen siendo hermanos siameses.

La opinión pública española y occidental sigue apostando por la paz a cualquier precio en el que se incluye el diálogo, los acuerdos comerciales, los tratados de cooperación y las paciencias infinitas con los verdugos y el dolor y la miseria para los pueblos que los sufren. Es una visión muy singular y ‘chusca’ de la paz. A los occidentales bien intencionados les disgusta que se les recuerde que su versión de la paz es unilateral, muy interesada y que produce algo más que escalofríos. La acción exterior de España en Guinea Ecuatorial es buen ejemplo de lo que decimos.

Ha anunciado Ana Palacio, Ministra de Asuntos Exteriores de España en las fechas que se escribe este artículo, que ayudará al General Caníbal en la organización de las elecciones legislativas más democráticas de África, llamadas a ser, ¡oh cielos!, el modelo a seguir por el resto del continente. ¿Es posible un grado superior de hipocresía?. No es fácil. Al calor de los hidrocarburos se ha desatado una carrera criminal por ver quién miente más, quién mejor, quién con menos escrúpulos y quién con el mayor grado de depravación. A la carrera por las licencias petroleras, habría que añadir la carrera por situarse en la primera línea de parrilla para entrar en el negocio de la privatizaciones. Guinea Ecuatorial está siendo conminada por los organismos financieros internacionales para que privatice su difunta economía estatal. Nos tememos, y tiene sentido anticiparlo, que las compañías internacionales, sin comprender otro discurso que el de la corrupción máxima fuera de sus fronteras, se dejen arrastrar por las prácticas corruptoras del General Caníbal y su familia de asesinos y delincuentes.

En muchas ocasiones hemos hecho saber que el régimen del General Caníbal es incapaz siquiera de soportar una mínima presión mediática. No puede y no puede porque implota. ¿Por qué no se produce y por qué es tan contenida y tan complaciente la prensa española con el General Caníbal?. ¿Cuantos cadáveres del General Obiang oculta la prensa española?. ¿Contra qué cuenta corriente oculta los cadáveres?. Dejamos hechas la preguntas.


> Una familia de asesinos


Es muy difícil igualar el nivel de corrupción y criminalidad del régimen del General Caníbal. Tenientes Coronoles que huyen de Río Muni con la paga mensual de todos los funcionarios, altos mandos militares que son asesinados por hijos del general en medio de animadas discrepancias y suma sigue. Los más relevante es que los implicados están todos ellos unidos por lazos de sangre de primer grado con el General Caníbal. Cipriano Nguema Mba, Teniente Coronel, es sobrino de Obiang y huyó hacia Camerún con la paga de los funcionarios (980.mil $) a primeros de mes. Agustín Ndón Ona, general, y hermanastro del Presidente ha sido la víctima del hijo de Obiang hace unos días. Muchos otros altos militares han desaparecido misteriosamente. ¿Considera la Sr. Ministra de Asuntos Exteriores Española, Ana Palacio, que los datos que citamos son materia prima de primer nivel para organizar unas elecciones modélicas?. ¿Sra. Ministra qué está ocurriendo, quién le asesora y por qué hace lo que hace?. ¿Sra. Ministra en qué armario esconde los muertos?.

En auxilio del idilio reforzado entre Aznar y el General Caníbal acuden toda suerte de mercenarios (españoles y guineanos) para desacreditar a la oposición política guineana. ¿Por qué desacreditar y engañar a la oposición política guineana, la que pacientemente dedica su energía a defender y extender los valores de la libertad y la democracia, se ha convertido en una práctica muy bien considerada y mejor remunerada?.

Los guineoecuatorianos, aunque nos ha costado tiempo y mucho sufrimiento vamos comprendiendo que Cuba, Guinea Ecuatorial, el Sahara y Marruecos constituyen el agujero negro de la política exterior española y el agujero negro de los enredos de sus servicios de inteligencia. Hemos comprendido que todo lo que estorba a dicho agujero negro, lo destruyen y la oposición al General Caníbal, a Fidel Castro, al Frente Polisario y al rey Mohamed son objetivos a batir para dichos servicios. Todo lo que afecta a esos cuatro casos se convierte con automatismo en objeto de interés preferente de los servicios de inteligencia españoles, así como de su política exterior. A lo españoles corresponde desentrañar su política exterior y a los afectados, nosotros, sufrir sus dentelladas.

Los servicios de España al General Caníbal no se detienen en la organización de un nuevo simulacro electoral a cambio de unas licencias petroleras que para colmo puede que ni siquiera consiga. España, a más, esta poniendo su acción exterior y sus buenos oficios en el FMI al servicio del General Caníbal. Un FMI que en opinión del General Caníbal pone excesivo celo en la vigilancia de las cuentas públicas de Guinea Ecuatorial.

Guinea Ecuatorial llegará en el 2004 a los 6.000 dólares de renta per cápita y parece que el Régimen del General Caníbal sigue sin encontrar la forma, el medio y los recursos financieros, para desplegar una pobre campaña de vacunación contra la polio y el sarampión. Guinea Ecuatorial, como contraste puede otorgar un crédito de 3,5 millones de dólares a la República Centroafricana pero, que curioso, no puede financiar una raquítica campaña de vacunación de 250 mil $.

¡Si conseguimos una licencia petrolera le hacemos un monumento al General Caníbal debajo del arco principal de la Puerta de Alcalá (en el centro de la ciudad de Madrid), así están las cosas, hay que ser realista, los intereses de Estado están por encima de cualquier menudeo jurídico!. Así se expresaba no hace mucho un alto funcionario de Asuntos Exteriores. Lo hacia sin complejos, a modo de gran estadista, con aires de ejecutivo ejemplar y funcionario abnegado. Lo hacía sin ser consciente del espanto que producía, la vergüenza ajena que generaba y el incontenible ridículo que hacía. No sabemos, aún, que impidió que le lanzáramos unos céntimos de euro al suelo.


> La primacía de lo turbio

¿Y si lo que hubiera entre España, el General Caníbal, el dictador Castro, el polisario y Mohamed consistiera básicamente en un intercambio de información confidencial, que incluye compartir redes en escenarios poco convencionales, para consumo exclusivo de los servicios de inteligencia españoles y la clase política española?. Las opiniones públicas occidentales tienen interiorizado la primacía de lo turbio en la acción exterior y son grandes consentidoras de manejos sucios y sin escrúpulos más allá de sus fronteras. Sus élites políticas y económicas, asimismo, aplauden dichos manejos. Los pueblos aplastados por los tiranos que amamanta España poco podemos hacer. Nuestro destino es la resignación y asistir dolientes a nuestra lapidación.

Nos lapidan los pacifistas siempre dispuestos al diálogo y a la paciencia infinita con los tiranos y nos lapida su clase política y sus medios de comunicación, muy entrenados en el doble lenguaje y la hipocresía.

Acusar a D. Severo Moto Nsa de dictador o de un nuevo dictador tiene guasa. Si lo hacen es porque conviene a España y a Obiang y porque esperan recoger frutos de dicha campaña. ¿Pueden engañar a la opinión pública española e internacional?. Claro que pueden, ellos son muy poderosos y nosotros muy pobres. ¿Pueden poner a D. Severo Moto Nsa en un barco, en un avión y mandarlo a las chimbambas para aislarlo y para que se pudra?. Claro que pueden y no hay que descartar que lo intenten, ellos son muy poderosos y nosotros muy pobres. ¿Pueden entregar a D. Severo con mil artimañas al General Caníbal?. Claro que pueden, ellos son muy poderosos y nosotros muy pobres. ¿Pueden destruir la imagen pública de D. Severo?. Claro que pueden, ellos son muy poderosos y nosotros muy pobres. ¿Pueden liquidar físicamente a D. Severo?. Claro que pueden aunque dudamos que España consienta ir tan lejos, ellos son muy poderosos y nosotros muy pobres. ¿Pueden engañar a la opinión pública guineoecuatoriana?. Nuestra opinión es que no y de ninguna manera. Conocemos muy bien sus enredos. ¿Pueden, por último, debilitar la moral y el esfuerzo abnegado de D. Severo?. Nada es imposible pero los que le conocemos afirmamos que está por ver y que ese momento no ha llegado. En Guinea Ecuatorial sabemos bien que D. Severo es el objetivo a batir y destruir.

Tenemos que estar atentos a los frutos políticos del nuevo idilio Aznar-Obiang. Puede transformarse en bobadas varias con pactos contranaturales entre algunos partidos y Obiang, con acuerdos de gobierno incomprensibles, con primeros ministros de cartón piedra para engatusar a la opinión pública internacional y con una miriada de recursos escénicos que tienen que servir 1) para justificar la política exterior española; 2) para salvar al General Caníbal o a su hijo y, claro; 3) para perpetuar la postración del pueblo guineoecuatoriano. Se avecina un rosario de mentiras y simulaciones, previsibles y que podrán engañar a la opinión pública internacional pero nunca al pueblo guineoecuatoriano. 

¿Quieren saber quien ganará esta batalla?. No la ganará ni Aznar, ni Obiang ni su hijo, Okumeitor. La ganará el pueblo guineoecuatoriano que sobrevivirá a tanta inmundicia. Los pueblos sobreviven siempre a sus tiranos, a sus edecanes y soplones.



--------------------
Texto. Malabo Análisis


Primera
Malabo Análisis
Buen Gobierno
Tratado G3
Indicadores




















































••••••••
Las dilaciones
de origen
partidario
ya no pueden
ser invocadas
para retrasar la
proclamación
del Gobierno
Técnico

••••••••