A n á l i s i s · y · P r o p u e s t a s
S U M A R I O
03/03/2004
Estados Unidos contra corruptos y tiranos. Obiang en la lista de proscritos
Malabo Análisis
26/12/2003
España reedita el fracaso
Malabo Análisis
04/11/2003
EL crimen según Obiang
Malabo Análisis
24/10/2003
Kofi Annan nombra un mediador internacional entre Guinea Ecuatorial y Gabón
Por Severo Moto Nsa
24/10/2003
Informe Global de la Corrupción, 2003
Por Peter Eigen, Presidente Transparencia Internacional
09/10/2003
El deber de la seguridad
Por Severo Moto
09/10/2003
La maldición del petróleo
Por Malabo Análisis
19/09/2003
El trabajo de un outsider
Por Pedro Nsué
03/09/2003
La verdad sobre Mbañe
Por Max Liniger-Goumaz
29/08/2003
"Okumeitor" el depredador
Malabo Análisis
25/08/2003
¡Obiang se proclama Dios!
Por Severo Moto
04/08/2003
Indultar para Insultar
Malabo Análisis
10/07/2003
Asesinatos a la carta. El crimen institucional como política de estado
Malabo Análisis
05/07/2003
¿Se le debe conceder asilo político a Obiang?
Por Severo Moto
27/05/2003
La persecución del tirano
Malabo Análisis
18/04/2003
Oro negro a raudales
Por Ana Camacho
17/04/2003
España y el Gobierno Técnico, miedo masivo a la Libertad
Malabo Análisis
17/04/2003
La lucha por el petroleo, la guerra de fronteras y las causas diplomáticas
Malabo Análisis
09/04/2003
La cuenta atrás del Régimen de Obiang ha comenzado
Declaración
Severo Moto Nsa
07/04/2003
Historia de una paloma genéticamente modificada
Por
Pedro Nsué
05/04/2003
La doble vara de medir de las izquierdas europeas
Por
Severo Moto
03/04/2003
20 Aniversario del Partido del Progreso
Por
Donato Ndongo-Bidyogo
31/12/2002
De Chad a Nigeria
Malabo Análisis
31/12/2002
La república del cáncer
Por
Severo Moto
27/12/2002
Mapa petrolero
Malabo Análisis
27/12/2002
Economía del petróleo
Malabo Análisis
22/12/2002
El petróleo que nunca
existió

Por
Severo Moto
21/12/2002
Farsa electoral. Voladura programada del CPDS
Por
Severo Moto
17/12/2002
Proclaremos un Gobierno Técnico en Malabo de manera pacífica
Entrevista con
Severo Moto
3/11/2002
Economías de monocultivo. Se siembra y cosecha corrupción
Por Ana Camacho


 

Petróleo / Desinformación


EL PAPEL DE ESPAÑA
El petróleo que nunca existió
Por Severo Moto • 22-12-2002s



SE INSISTIÓ, fueron otros tiempos, hasta la saciedad, que no existía petróleo. España decía a los guineoecuatorianos, a mí se me dijo insistentemente, que no había petróleo en Guinea Ecuatorial. Como es lógico, los guineanos, todos, sabíamos que sí, que si había petróleo. Lo que nunca comprendimos los guineanos es por qué España nos engañaba, o mejor, nos desinformaba.


El petróleo y la seguridad son las dos fuerzas impulsoras del Golfo de Guinea. Así debe ser. El petróleo no son chocolatinas. Su importancia para la economía mundial no es discutible, su importancia para la realización de las necesidades y retos de la humanidad, para la población occidental y para la población que se debate por alcanzar cotas de desarrollo y prosperidad, no es dicutible y nadie en sus cabales la discute. Los problemas de seguridad forman parte de la actividad petrolera y son indisociables. Nadie debe darles las espalda y es deber de todos otorgarle la importancia que en la práctica tienen. Esa y no otra es la razón que explica nuestra propuesta "Tratado G3".

La industria petrolera califica los países africanos en tres categorías: 1) Países democráticos donde el pueblo elige al gobierno y existe transparencia; 2) Países no democráticos pero que prevalecen las leyes (?); y 3)países no democráticos construidos sobre la corrupción. Es una estratificación distante y discutible, confieso mi desconcierto ante la segunda categoría de países y digo que es distante, porque transmite la impresión de que la realidad nada tiene que ver con las prácticas de la propia industria petrolera. En cualquier caso, es fácil imaginar que la mayor parte de países africanos pertenecen al tercer grupo.

Descubrir petróleo en el Golfo de Guinea, petróleo y gas en abundancia, que en muy pocos años podrá romper el monopolio sobre los precios de la OPEP, no es un tema menor. Y no lo es porque reorganiza la demanda y porque reorganiza la oferta. Afecta por igual a los compradores y a los productores. Su impacto afecta a la cuenta de resultados de ambos.

Nos enfrentamos a dos escenarios preocupantes. De una lado la inestabilidad de los propios países productores derrotados por la inestabilidad y la corrupción. Inestabilidad que preocupa a los países consumidores de petróleo y a la industria petrolera. Los juegos panafricanos en Nigeria, sirva como ejemplo, han tenido que inaugurarse en medio de huelgas y gran agitación social contra la carestía del petróleo y en un entorno donde la propia producción petrolera está siendo amenazada por el vandalismo y el hurto. Se estima que en Nigeria desparecen más de 200 mil barriles diarios.

Por otro lado nos enfrentamos, y esto si que es una novedad y por cierto muy inquietante, al creciente interés de la zona para los grupos terroristas. Grupos que estarían más interesados en la inestabilidad que en la seguridad, más interesados en afectar nuestras políticas petroleras que en ninguna otra cosa. La fuerte presencia de población musulmana en el golfo de Guinea hace la zona un blanco fácil para las maniobras desestibilizadoras.

La importancia estratégica para los EE UU del Golfo de Guinea la dicta el grado de dependencia de nuestro gas y petróleo en orden a un 15% de sus necesidades actuales energéticas y que se estima llegará al 25% en el 2010.


> Las políticas de seguridad

El presidente del Comite para África del Congreso de los EE UU, Ed Royce, ha repetido en numerosas ocasiones que la falta de transparencia agudiza la inestabilidad en la zona y se terminará volviendo contra los intereses petroleros. El Departamento de Estado, por su parte, "está intentando democratizar los países del Golfo de Guinea" (sin comentarios, habrá que creerlo). El Pentágono, por su parte, afirma que "preservar la seguridad en el Golfo de Guinea nos ayuda en la guerra global contra el terrorismo".

El Golfo de Guinea es una zona de interés creciente para la OTAN, para el Departamento de Energía de los EE UU, para el Pentágono y para el Comando Europeo de los Estados Unidos. El General James Jones, Jefe del Comando Europeo, dirigiéndose a un panel de senadores se expresó en estos términos, "EE UU en adelante tendrá que prestar mucha atención a esta zona, -por el Golfo de Guinea- porque esta zona es una zona de interés para el terrorismo y un campo muy atractivo para nuestros enemigos".

J. Stephen Morrison, analista del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales, nos informa que el Pentágono desea desplegar equipos pequeños de intervención rápida para enfrentarse a insurrreciones civiles y al terrorismo. El Propio James Jones, anuncia que el Comando Europeo de los EE UU está estudiando la construcción de campos de aviación pequeños para operaciones de intervención rápida, desde Europa, allí donde haga falta.

Están en juego 4,5 millones de barriles día para finales del 2004. Nos parece una razón de suficiente peso. Pero es una razón que puede quedar desnaturalizada si la defensa de la seguridad se hace a costa de la libertad y de la democracia, se hace a costa, de nuevo, de las poblaciones y del liderazgo político africano comprometido con la causa de la libertad y la prosperidad.

No habrá seguridad en el Golfo de Guinea si las políticas de seguridad sirven como coartada para insuflar oxígeno a las tiranías y a la delincuencia internacional. Nuestra posición la hemos dejado expresada en el Tratado G3.

Aplaudimos que el Comando Europeo de los EE UU se proponga asumir tareas de seguridad en el África Occidental; nos parece bien que para dichas tareas se proceda a tejer de norte al sur, el territorio, de pequeñas infraestructuras que faciliten y hagan posible las operaciones de intervención rápida. Nos parecería mejor, en cuaalquier caso, que la mencionada estrategia se acompañara con la decisión de crear un Subcomando Estable para el África Occidental. La dependencia energética de EE UU de la zona en un 25% bien se merece un Subcomando estable.

En el Tratado G3, haciendo buen uso de la excepción cultural guineo ecuatoriana, con mayoría de población cristiana, haciendo uso de nuestra singularidad territorial, y en un ejercicio de responsabilidad se propone utilizar Guinea Ecuatorial como plataforma estable para dicho Subcomando con la finalidad última de proporcionar seguridad para la producción petrólera, para sus rutas comerciales y para la defensa de la libertad en un marco de corresponsabilidad financeria y estratégica.



--------------------
Texto. Malabo Análisis


Primera
Malabo Análisis
Buen Gobierno
Tratado G3
Indicadores




















































••••••••

••••••••